2111686

En un mes se fue todo al diablo, revela Cristante

El extécnico del Toluca detalla cuál fue el hilo que desencadenó su salida del club. Por otro lado, comulga con el estilo de Marcelo Barovero

CIUDAD DE MÉXICO.

En dos ocasiones, el Toluca se decidió apostar por emblemas de la entidad mexiquense para llevar al club a lo más alto a través de la obtención de títulos, sin embargo, las gestiones de José Cardozo de 2013 a 2016 y, posteriormente, la de Hernán Cristante no dieron resultados esperados. Ante esto el exguardameta espera que el nuevo proceso que ahora encabezan Ricardo La Volpe y su ex compañero, Rafael Chiquis García, termine con esa malaria de figuras que no han triunfado como entrenadores en el conjunto rojo.

El equipo de El Profe Meza fue grande no por casualidad, todos los técnicos que pasaron después de él fueron ciertamente exitosos, algunos llegaron al título, otros no, y hoy se espera que nosotros compongamos eso, Pepe (Cardozo) hizo un gran trabajo en su etapa. Tuve la suerte de encontrarme con Ricardo La Volpe, con Chiquis(García), son gente super profesional que va a buscar lo que nosotros no pudimos hacer, tienen la personalidad y la perseverancia como para hacer algo importante por el club”, manifestó.

Sobre su salida del conjunto escarlata, tras tres años de trabajo y dos finales perdidas. El hilo reventó en la jornada 8 con la derrota ante Santos Laguna, misma que desencadenó su salida de la institución ante la mala racha de resultados y la poca paciencia generó que, en un mes, la situación se tornara insostenible.

 

 

 

 

“La directiva trató de componer las ausencias de ese soporte en el eje de ataque, se van jugadores importantes, quieren traer jugadores importantes y todo se desestabiliza, en un mes se fue todo al diablo y no hubo paciencia”, indicó.

SU PASIÓN POR LAS MOTOS

Otra de las pasiones de Hernán Cristante son las motocicletas y con cinco de ellas en su haber, considera que puede existir similitud entre la adrenalina de la velocidad y el futbol. Sin embargo, el técnico disfruta más la emoción del banquillo. En ese sentido, hay un antes y un después entre el jugador y el entrenador. Ante la contrastante personalidad que se percibe en Hernán, el sudamericano se define como un tipo competitivo tanto en su labor como técnico, como en la cancha.

Las motos son un gusto que me hace bien, así me alejo del mundo del futbol y ahí encuentro mi paz y mi equilibrio, me gusta viajar. Por otra parte, el futbol es mi vida y no lo cambio por nada. A mí la moto no se me hace peligrosa y sentarse en un banquillo, te da esa adrenalina que no te brindan las motocicletas”, explicó Cristante.

Más allá de sus cualidades bajo palos, la sobriedad y el oficio, son características que distinguieron a Cristante en su carrera deportiva.

COMUNIÓN CON BAROVERO

Actualmente, Marcelo Barovero, portero de los Rayados del Monterrey, es el espejo del ex Gimnasia y Esgrima, su estilo discreto pero efectivo despiertan su admiración.

Marcelo Barovero me gusta mucho porque tengo esa comunión con su estilo, no es tan vistoso, trata de ser más productivo y convertirse en un primer atacante, comunica, maneja muy bien su área, le da una tendencia y puntos a su equipo “, finalizó.




There are no comments

Add yours

error: Content is protected !!