Nacional

24 testigos protegidos implican a militares en caso Ayotzinapa

A partir de la declaración de 24 testigos protegidos, como parte de 233 pruebas que obran en el expediente, el juez Segundo de Distrito en Materia Penal, Enrique Beltrán Santes, encontró elementos de la presunta responsabilidad del general brigadier José Rodríguez Pérez, y otros militares en el Caso Ayotzinapa.

De acuerdo con un análisis al pliego de consignación, proporcionado por la defensa de los implicados, se establece que las principales manifestaciones en contra del personal castrense se tratan de dichos de oídas.

En la lista de los “testigos de identidad reservada” destaca el caso de quien es identificado como “Juan”, quien, trascendió, se trata de Gildardo López Astudillo, El Cabo Gil o El Gil.

Las primeras investigaciones realizadas en la gestión de Jesús Murillo Karam, al frente de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), señalaron a El Gil como líder del grupo criminal Guerreros Unidos, y quien dio la orden de asesinar y desaparecer a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Las nuevas investigaciones, en esta administración, fueron realizadas por la Fiscalía Especial para el Caso Ayotzinapa, a cargo todavía de Omar Gómez Trejo, quien presentó su renuncia al cargo con fecha para este viernes 30 de septiembre.

Se trabajó con la coordinación de la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia (CoVAJ), a cargo del subsecretario de Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.

Además de Juan, el nombre que se le asignó a López Astudillo, en la lista de testigos de identidad reservada están los nombres de Azul, Samuel, Carla, Neto, Moisés, Damián, William, Aldeano, Espejo, Gerardo, Padrino, Santiago y Jorge.

Pero también aparecen los testimonios con las siglas 1.2.A., LUGA, ANCA, AMF, EDD, JEGM, EDG, FJJD, DFM y EDG, con narraciones de lo ocurrido entre el 26 y 27 de septiembre de 2014.

La FGR presentó al juez Beltrán Santes declaraciones ministeriales de otros testigos, de los militares acusados, documentales públicas, declaraciones judiciales de testigos, inspecciones ministeriales y el dictamen de la Universidad de Innsbruck, del 31 de marzo de 2016, institución que identificó a dos de las víctimas.

Cuando los hechos de Iguala, el general Rodríguez Pérez tenía el grado de coronel y era el comandante del 27 Batallón de Infantería, con sede en esa ciudad, y se le dictó auto de formal prisión por delincuencia organizada.

Con Información de Excelsior.

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!