Nacional

4 señales de alerta de que te estás pasando con tu mal manejo del dinero

El dinero debe ser un medio que te permite alcanzar una meta, un sueño, un propósito, cualquier cosa que desees.

Pero también debemos caer en la cuenta que esos sueños requieren tiempo, esfuerzo y, en este caso, recursos, que no se darán como por generación espontánea. Si tus ganas le han librado una fuerte batalla al sentido común y has gastado más de lo que te ingresa para lograr esos sueños, se pueden convertir en pesadillas.

Piggo, plataforma de ahorro e inversión, establece que ello se puede generar porque creemos que necesitamos algo para ser mejores, sentirnos bien, hacer nuestra vida más fácil o sólo porque sí. Las metas requieren que las visualices, generes un plan y lo desarrolles para que se hagan realidad, no porque las pienses aparecerá el genio de la lámpara y las volverá una realidad.

La Condusef asegura que si estás endeudado y esto se ha convertido en una situación que te agobia, te produce estrés y te quita el sueño, no desesperes porque es cierto que salir de deudas no es fácil, pero con disciplina y planeación siempre podrás superarlas.

Lo más importante, según el organismo, es que reconozcas el problema de endeudamiento y no esperes a que tus cuentas sean enviadas a una agencia de cobranza.

Te estás pasando

De acuerdo con la aplicación Piggo, éstas son las señales que indican que nos estamos pasando más de la cuenta a la hora de usar el crédito:

1. Cada vez te alcanza para menos: si mes tras mes sigues gastando lo mismo, pero cada vez es más difícil mantener tu estilo de vida, sabes: ¡Esta vez no es culpa de la inflación! Organiza en corto un plan de pago.

2. Ya no es suficiente una sola tarjeta de crédito: si con la tarjeta que tienes no te está alcanzando, sólo significa una cosa: estás abusando de ella. Limpia a fondo este problema y cuanto antes, mejor. ¡Ah! Y la próxima vez que te llamen para ofrecerte una tarjeta recuerda decir no.

3. Meses sin intereses: ya sabemos que es ‘requetelindo’ comprar y comprar, y más a meses sin intereses… ¡Desengáñate! Los MSI son sólo un mecanismo de financiamiento. Si ya empezaste a coleccionar demasiados pagos a diversas tiendas ¡ponte un alto! De lo contrario, sólo podrás pagar el mínimo y lo de los meses sin intereses será sólo una fantasía.

4. Preocuparse después: comprar un auto o una casa es una decisión que hay que pensar y pensar y seguir pensando hasta que estemos listos económicamente. De otra manera, se convertirá en una penitencia que te acompañará por mucho tiempo. Así que evalúa tu situación y si estás preparado, no lo dudes.

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!