Nacional

Anticipan apertura de polémico proyecto en Costa Mujeres

  • A las acusaciones de acoso y hostigamiento se le han sumado presiones jurídicas en contra del propio alcalde de Altea y sus funcionarios, por otorgar los permisos para la construcción de otro complejo

CIUDAD DE MÉXICO.

Grupo SHA Wellness, que se autodenomina como “grupo” a pesar de que sólo ostentan un único centro de hospedaje y bienestar en operación ubicado en la costa alicantina española, anunció recientemente la apertura de sus próximas inversiones en Abu Dhabi y en nuestro país, en el corazón de la zona continental de Isla Mujeres, Quintana Roo.

El SHA Wellness Clinic que preside el doctor de origen argentino Alfredo Bataller Parietti y que funciona como centro de bienestar y terapéutico junto con hospedaje, llega a México dejando atrás una huella de acusaciones de corrupción en España cuya polémica escaló hasta la cabeza de la alcaldía de la ciudad de Altea, donde se ubica el centro de bienestar. En aquella región portuaria el grupo de Bataller ha sido beneficiado con el accionar de ex miembros de la policía local que hostigan a funcionarios municipales y de esta manera entorpecen inversiones en el sector turístico y de bienestar, beneficiando indirectamente a Sha al mantenerlo como la única opción de este tipo de hospedaje en el destino. 

A las acusaciones de acoso y hostigamiento se le han sumado presiones jurídicas en contra del propio alcalde de Altea y sus funcionarios, por otorgar los permisos para la construcción de otro complejo de hospedaje tipo “wellness” que representa una competencia directa para Grupo SHA. En esta suerte de mecanismos de presión jurídica han participado los mismos ex policías de la región como querellantes.

En México, el proyecto de SHA pretende construirse en un predio a pocos kilómetros al norte de la Ciudad de Cancún, gracias a un crédito de la mano de Banco Santander. Sin embargo, las autoridades locales por el momento no han otorgado los permisos necesarios para que los “renders” presentados por Bataller puedan hacerse realidad, y el antecedente de presiones políticas en Europa para autorizar estos proyectos es posible que no les facilite las cosas.

Información: Excélsior

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!