Municipios

Cástulo Bretón, sujeto a revocación de mandato por ejercer violencia política en razón de género

  • Regalo de cumpleaños de la Sala Xalapa para edil Zaachileño

Leopoldo Reyna/Opinión

La tarde de hoy lunes 30 de noviembre, justo en su cumpleaños, el edil zaachileño Cástulo Bretón Mendoza recibió un revés por parte de los magistrados de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), quienes confirmaron la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, que tuvo por acreditada la violencia política en razón de género ejercida contra la Regidora de Turismo del Ayuntamiento de Villa de Zaachila, Carolina Martínez Tomás.

El pasado 23 de octubre de 2020, por unanimidad de votos las y los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO), resolvieron entre otras cosas: fueran pagados a la afectada sus dietas adeudadas, otorgamiento de recursos necesarios para el desempeño de la actora, restitución del cargo y una disculpa pública.

Cástulo Bretón Mendoza, actual munícipe de la Villa de Zaachila, en lugar de hacer caso y acatar a la autoridad estatal decidió impugnar y llegar a las últimas consecuencias en la Sala Xalapa, ahí el TEPJF ratificó lo resuelto por el TEEO.

Esto aparte de ser un contundente golpe político a las aspiraciones y egocentrismo del desgastado y vapuleado edil de Unidad Popular, pues pensaba reelegirse como presidente municipal o lanzarse a una diputación local para las próximas elecciones, representa un severo ejemplo a los munícipes del país que incurren en dichas prácticas de violencia política.

Cástulo Bretón a inicios de su gobierno ya tuvo a la mitad de su cuerpo colegiado en contra, esos mismos que hicieron campaña con él ahora se arrepienten de haber formado parte de su equipo. Pleitos en las sesiones solemnes de cabildo, dimes y diretes, tomando decisiones presuntamente alcoholizado y muchos señalamientos más persiguen como sombra a este novato y aprendiz de político.

REVOCACIÓN DE MANDATO, EL PUEBLO MANDA

La cosa no para ahí, porque según la Ley Orgánica Municipal del Estado de Oaxaca en su fracción Sexta, son causas graves para la suspensión del mandato de algún miembro del ayuntamiento: “La violencia política ejercida por razón de género, decretada por un órgano jurisdiccional”.

Por tal motivo Bretón Mendoza está expuesto a dicha revocación de mandato, pues ciudadanos promoventes están en todo su derecho de buscar que el edil sea removido de su cargo, ya que, según la Ley, es posible.

El actual presidente municipal de Villa de Zaachila, Cástulo Bretón Mendoza, no la tiene fácil, aparte de que no podrá reelegirse ni elegirse para ningún cargo de elección popular, puede parar en la cárcel, pues para nadie es un secreto la casi nula ejecución de obra pública.

Tema aparte y vulnerable son los malos manejos en tesorería municipal, donde hay conflicto de intereses, ya que el regidor de educación Andrés Alfonso Benítez Torres, colocó ahí a su esposa Elia Ortiz Vásquez como tesorera municipal de Zaachila.

En este pueblo zapoteca nunca había ocurrió algo así, ya que si los flamantes funcionarios públicos que tenemos no lo saben, esto está prohibido por la Ley Municipal, específicamente en su Artículo 91 Fracciones Vl y VII, pero claro, como existe un contubernio brutal entre la tesorera y el esposo de ésta, con el presidente Cástulo, aprovechan para robarse los recursos de Villa de Zaachila.

Sin aventajarnos ni darnos dotes de adivinos, lo dejaremos al tiempo.

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!