Nacional

Imposible crecer al 4% en el sexenio: Sector privado

Las modificaciones en las estimaciones de crecimiento, las bajas en las perspectivas de la calificación crediticia, así como una disminución en el ritmo de avance de la economía global y un menor dinamismo del comercio mundial, hacen imposible alcanzar una tasa de crecimiento promedio de 4.0% en el sexenio, dijo el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El organismo de análisis sostuvo que de cumplirse los escenarios más optimistas del Banco de México, de un crecimiento de 2.1% para el presente año y de 2.7% para el 2020, la tasa promedio de los cuatro años restantes tendría que ser de 4.8 por ciento. “Lo que simplemente es imposible en un entorno externo e interno como el que está pasando nuestro país”.

 

La iniciativa privada se comprometió con el gobierno federal a tener mayores inversiones y trabajar para erradicar la pobreza extrema, con el objetivo de alcanzar las tasas de crecimiento del 4% en los próximos años.

Para el CEESP hay diversos escenarios que limitarán este objetivo, uno de ellos son las reducciones en los pronósticos de crecimiento de diversas entidades como el banco central o Moody’s, que redujo su estimación del PIB para el 2019 de 2.2 a 1.7 por ciento.

Se añade la reciente modificación en la perspectiva de la calificación para México por parte de la agencia Standard and Poor’s, desde estable a negativa.

 

Mientras, en el ámbito externo se observa una disminución en el ritmo de avance de la economía global y un menor dinamismo del comercio mundial, lo cual podría afectar la demanda externa del país, y por otra, la desaceleración de la economía interna y la incertidumbre acumulada, seguramente conducirán a un ajuste a la baja en las expectativas.

Con estos escenarios es prácticamente imposible cumplir con el objetivo de las autoridades de lograr una tasa de crecimiento promedio de 4% en el sexenio”, dijo el organismo que dirige Juan Ignacio Gil.

También advirtió de un magro ritmo de avance del sector productivo, ante la incertidumbre y costos que se han ido acumulando, por las decisiones del nuevo gobierno que han afectado la perspectiva futura de la calificación soberana de México, y contribuido de manera importante en el aumento de la cautela de la inversión.

Enumeró casos como la cancelación del aeropuerto en Texcoco, que costó al erario cerca de 200 mil millones de pesos; la ausencia de un análisis claro de la rentabilidad social y económica de proyectos como el Tren Maya; la política energética relacionada con Pemex y la cancelación de las subastas de energía eléctrica; la revisión de concesiones mineras; y los eventos que llevaron al importante desabasto de combustibles en diversas ciudades del país y el bloqueo de vías férreas.

Todos estos acontecimientos afectaron la actividad productiva del país reflejándose en un menor ritmo de crecimiento a inicios del año.

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!