Capital

Lorenzo Hernández denunció amenazas luego de que dio a conocer lo que le dio la CDI a los niños del concierto

 

Diana Méndez

 

El director del Instituto Intercultural Calmécan, Nathanael Lorenzo Hernández, dio a conocer que luego de que denunció públicamente las medias tortas, los frijoles con salsa de huevo, que le ofrecieron a los niños participantes del Onceavo Concierto de Bandas de Viento Infantiles y Juveniles que organizó la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indigenas (CDI), ha sufrido represalias.

En este sentido indicó, que la agresión que ha recibido a través de la redes sociales, derivó de las declaraciones que hizo públicas sobre el trato que le dieron a los niños y jóvenes que dieron un espectáculo en el Auditorio Guelaguetza a quienes catálogo como de segunda.

Precisó, que no se retracta de lo que dijo, ya que fue cierto y porque no será un títere de las instancias gubernamentales, y porque tiene el suficiente valor para exigir un trato digno como músico y ciudadano oaxaqueño.

Comentó, que son varios los años en los que se realiza este concierto y siempre la CDI les da una comida raquítica, por lo que pidió respeto para los alumnos y maestros.

“Los músicos no deben comer como músicos de segunda, o alimentos tan indignos para ellos, porque el trabajo que realizan es de mucha valor” expresó.

Finalmente agregó, que ha recibido amenazas por este hecho, sin embargo no puede hacerlo público porque procederá legalmente, a la par de que le pidió al gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa y a la delegada de la CDI, se disculpen por el mal trato que les dieron el pasado viernes.

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!