Nacional

México tiene crisis de enfermeras; faltan al menos 115 mil

  • Según un estudio, los profesionales de la salud están emigrando gracias a mejores sueldos y condiciones de vida; advierten de sobrecarga de trabajo y situaciones precarias en el país

CIUDAD DE MÉXICO.

A más de un año del inicio de la pandemia de covid-19, en la que  las enfermeras y enfermeros  han jugado un papel protagónico, México se enfrenta a un  déficit de estos profesionales.

Lo más preocupante es que la  creciente emigración de profesionales de enfermería de nuestro país podría colocar al sistema de salud en una crisis nacional, advierte el recién publicado artículo Emigración de profesionales de  enfermería en México.

“Aunado al déficit de enfermeros a nivel mundial, los enfermeros mexicanos podrían tener otros motivos para emigrar. Mientras que en México los  licenciados en enfermería perciben un promedio de 323 mil 186 pesos anuales, en Estados Unidos llegan a divisar más de 79 mil 696 dólares. Además, la falta de reconocimiento de sus grados académicos, la sobrecarga de trabajo, las condiciones laborales precarias, la pobre remuneración económica, la insatisfacción laboral y la inseguridad del país también podrían ser factores que orillan a los  enfermeros a emigrar”, señala el texto.

En en el marco del  Día Internacional de la Enfermería, que se conmemora el próximo 12 de mayo, la Universidad Nacional Autónoma de México  (UNAM) destacó que faltan 115 mil enfermeras y enfermeros mexicanos para alcanzar el índice de cobertura de países como Perú, Ecuador, Chile y Brasil.

Rosa Amarilis Zárate Grajales, directora de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO), y María Susana González Velázquez, jefa de la División de Planeación Institucional de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza, plantearon que la labor de estos trabajadores de la salud durante la crisis sanitaria ha sido clave para ser la escucha activa de los pacientes, proteger y atenderlos, brindarles consuelo, ayudarlos a bien morir y reconfortar a la familia.

Zárate Grajales detalló que en nuestro país existen, aproximadamente, 315 mil profesionales de enfermería en el sistema de salud, el 88% mujeres y el restante hombres.

Mientras Brasil tiene de seis a siete por cada mil habitantes, México cuenta sólo con  2.5 por cada mil, cuando se deberían tener, por lo menos 4.4, según los parámetros internacionales.

Desde el año pasado la directora de la ENEO señaló que hacían falta 350 mil enfermeros y enfermeras más para cubrir el déficit generado por la pandemia.

“La pandemia deja una lección importante: la escasez crónica de recursos humanos en enfermería. Teníamos muchos años de hablar de la cronicidad de este personal y, precisamente, durante este proceso, se puso el acento en el tema”, dijo.

Sobre el tema, el artículo la Emigración de profesionales de enfermería en México indica que entre 2009 y 2011, más  de 17 mil enfermeros mexicanos ejercían en EU.

Hoy, agrega, la enfermería representa casi el 50% de la fuerza laboral de salud, lo cual es relevante en estos momentos de crisis sanitaria mundial.

“Se ha puesto de manifiesto el  reconocimiento al trabajo y la fortaleza de los profesionales de enfermería para enfrentar esta pandemia, resaltando la importancia para la salud de la población en México y en el mundo. Sin  embargo, no basta con un reconocimiento público por parte de diversos organismos y gobiernos, debe también verse reflejado en las mejoras de las condiciones de trabajo, repercutiendo en  la mejora de la calidad de vida de los profesionales de enfermería. Todo esto contribuye para  consolidar el reconocimiento social de la profesión”, refiere.

De acuerdo  con datos de la Organización Mundial de la Salud, hay más de  20 millones 700 mil de profesionales de enfermería y partería en el mundo.  Sin embargo, se calcula que para  el 2030 en Canadá por ejemplo habrá un déficit de 60 mil  y en Estados Unidos de 240 mil.

“Los gobiernos de países desarrollados continúan implementando  estrategias para atraer y retener talentos internacionales que  contribuyan al desarrollo de sus economías. En este sentido, se han puesto en marcha procesos migratorios que facilitan la entrada de profesionistas de otros países. Por ejemplo, Canadá  tiene el programa Express Entry, que es un sistema basado en puntos que toma en cuenta varios factores, entre otros, grados  académicos, edad e idiomas. Asimismo, desde hace varios años EU otorga las visas H-1B que están destinadas a personas con  título de enseñanza superior o su equivalente”, ejemplifica.

Ante ello sugiere al gobierno mexicano invertir en la formación de recursos humanos de enfermería de alta calidad, asegurar la evaluación permanente de escuelas y facultades de enfermería para alcanzar  los estándares de calidad y acreditación y mejorar las condiciones laborales.

Además, aumentar su salario, reclutar profesionales de enfermería para puestos de toma de decisiones e impulsar la educación continua entre otras acciones.

González Velázquez, académica de la FES Zaragoza, coincidió en la necesidad de invertir en la formación de estos profesionales y abrir mayor número de plazas laborales dentro del Sistema Nacional de Salud y mejor remuneradas  para hacer más atractivo estudiar la carrera.

Cada año, de acuerdo con la directora de la ENEO, egresan a nivel nacional 20 mil estudiantes de enfermería.

Ésta, de hecho, es una de las carreras de la UNAM con alta demanda: para el ciclo escolar 2020 el número de jóvenes que deseaban estudiarla fue, en promedio, de 13 mil aspirantes.

El porcentaje de hombres que la cursan es de 30%, mientras que en el caso de las mujeres es de 70 por ciento.

Información: Excélsior

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!