COLUMNAS

OBRADOR, PRESIDENTE

 

           REMOLINO POLITICO                              

                  

Mario Castellanos Alcázar

 

                  Sábado cabalístico, uno de diciembre del año 2018, emblemático, misterioso, extraordinario, iracundo, nostálgico, acariciador, cálido, sospechoso, sorprendente, brillante, nebuloso, confuso, dinámico, espectacular y todos los calificativos que los mexicanos pueden atribuir a este nuevo día lleno de gloria y de pesar, pros y contras en relación a la toma de posesión del presidente electo Andrés Manuel López Obrador emanado de la izquierda mexicana, quien viene a poner en marcha la Cuarta Revolución Mexicana, cuya misión es acabar con la mafia del poder.

     Oficialmente es la Cuarta Transformación de México, pero esto no es más que la revolución que involucra la participación de los mexicanos en un cambio radical y esto es una revolución es decir una transformación pacífica con el uso de la razón casi sofisticada que se dio a través del voto de los electores impacientes por un cambio del régimen neoliberal que data de treinta años consecutivos y que deja al país en la pobreza, la explotación, marginación y todo lo referente a la inseguridad, la violencia , los fraudes y la letal corrupción del sistema político mexicano.  

         López Obrador es el autor de la nueva revolución mexicana si es que así le quiere llamar si el caso lo amerita para iniciar una guerra sin cuartel con las armas de la conciencia, la politización, la sabiduría, la inteligencia, más no con la violencia ni con las bayonetas y la pólvora como lo ha planteado el primer presidente emanado de la izquierda mexicana y del seno del Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA.

          Este día es novedoso porque marca un hito en la historia de los mexicanos que nos hace recordar que ha habido hombres ilustres que han ofrendado sus vidas por dejar a los mexicanos una patria justa y equitativa, para ello han sacrificado sus vidas ente la intransigencia de los invasores o como se les quiera llamar, tal vez son los enemigos del pueblo si partimos desde el inició de la Independencia de México en 1810, la Reforma en 1857 y la Revolución Mexicana de 1910. Justo a los 108 años López Obrador se levanta para sacudir ese yugo que ha aplastado a los mexicanos por más de 86 años que el país ha sido gobernado por la élite del poder que se ha concentrado en unas cuantas manos del PRI Gobierno y el PAN de la derecha que también ha sido cómplice de la mafia del poder.

    Por fin, Obrador está en entre dicho y la moneda está en el aire, nos va bien o nos va mal, pero cúal es la diferencia entre el capitalismo o bien neoliberalismo y el populismo de Obrador porque no podemos hablar de una dictadura obradorista sí  ya la padecimos con el régimen que le tronó en las manos del presidente Enrique Peña Nieto a quien se le acusa como el peor de los gobernantes de México por considerar que llevó a sus gobernados a la bancarrota y a la desgracia nacional con una deuda de diez billones de pesos que ha dejado los presidentes emanados de la revolución mexicana.

     La llama de la esperanza resurge hoy uno de diciembre del 2018 con el resplandor de Obrador, quien tiene el beneficio de la duda y por supuesto que 30 millones de mexicanos emitieron su voto a su favor, lo suficiente para enterrar al sistema político mexicano emanado de los partidos tradicionales: PRI, PAN y PRD, los más escandalosos y los que saquearon al país, cuyas demandas derivan en pobreza extrema de 60 millones de mexicanos, 200 mil crímenes y 40 mil desaparecidos en el sexenio de Peña Nieto, quien pasará a la historia negra jamás olvidada.

        López Obrador enfrentará un mar de corrupción y fraudes del régimen agonizante. Ofreció en su campaña acabar con la mafia del poder y llevar a prisión a los saqueadores, pero luego repara y dice que siempre no, para ello les aplicará el perdón pero no el olvido y asimismo los malhechores serán beneficiados con una ley de amnistía, lo que por cierto está siendo criticado por buena parte de sus electores porque se está volviendo cómplice de la mafia del poder.

      Hay cosas oscuras que ponen en jaque a parte de los sectores de la población, a  los empresarios, a los inversionistas, a la oligarquía y en general a los opositores que se verán afectados en sus intereses porque sí habrá un cambio radical en la vida de los mexicanos empezando con múltiples reformas a la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos para cambiar el andamiaje político, económico y social es decir nuevos preceptos para acabar con la corrupción y los fraudes pero sobre todo para que los gobernantes ya no defrauden al pueblo sin embargo hay quienes se oponen a  la Cuarta Revolución de México, la cual se inicia hoy uno de diciembre, un día cabalístico que nos dice mucho o casi nada en fin la moneda está en el aire y ya veremos los buenos tiempos.

 

    carloscastellanos52@hotmail.com

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!