Nacional

¿Por qué se cree que el “cielo aborregado” predice la llegada de sismos fuertes?

  • Lo crean o no, muchas personas piensan que el ‘cielo aborregado’ predice la llegada de sismos fuertes y acá les contamos el porqué.

Spoiler: no tiene nada de cierto… La madrugada del domingo 19 de septiembre diversos usuarios de redes sociales comenzaron a compartir fotos en las que se ve una cantidad considerable de nubes conocidas como “cielo aborregado”, mismas que se apreciaron en la ciudad de Acapulco, Guerrero.

El suceso despertó la paranoia de muchas personas, ya que el cielo se puso así en pleno 19 de septiembre, un día en el que se conmemora el Día Nacional de Protección Civil y en el cual también se cumplen años de los terremotos que azotaron a México en los años de 1985 y 2017. Pero, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?


El ‘cielo aborregado’ en Acapulco causó miedo a muchas personas


Primero que nada, es porque muchos abuelitos (y personas de otras edades) tienen la creencia de que el ‘cielo aborregado’ predicen la llegada de sismos fuertes. Si bien eso no es cierto (o no hay argumento científico que compruebe la relación de las nubes con los sismos), la ironía del día fue un movimiento telúrico que se registró la mañana de este domingo en Guerrero.

Fue cerca de las 6:10 de la mañana cuando el Servicio Sismológico Nacional (SSN) informó sobre un sismo de magnitud 4 que se registró a 24 kilómetros al noreste de Acapulco. Aunque el evento no dejó víctimas mortales ni daños considerables, muchos en internet alardearon de que la forma de las nubes en el cielo predijeron dicho el sismo.

¿Por qué se cree que el 'cielo aborregado' predice la llegada de sismos fuertes?


Algunas personas creen que este tipo de nubes predicen sismos fuertes


Aunque no se sabe con certeza cómo nació el mito de que el “cielo aborregado” predice la llegada de sismos de gran intensidad, muchos le adjudican mucha responsabilidad a Zhonghao Shou, un químico de China que afirmaba había nubes que se formaban sin explicación meteorológica alguna y aparecían antes de que se registraran grandes sismos.

La teoría de Shou dice que el movimiento de las capas tectónicas provoca que el agua subterránea origine un vapor que después sale por las zonas de fractura en la tierra. El vapor caliente llega al cielo y al encontrarse con temperatura fría forma las nubes del “cielo aborregado”, por lo que en esa área ya se está produciendo todo para un temblor de gran intensidad.

Los meteorólogos no creyeron en dicha teoría, pues las condiciones de presión y humedad son capaces de generar varios tipos de nubes. Al final Zhonghao Shou nunca pudo determinar una manera clara para diferenciar una “nube sísmica” de una creada por fenómenos meteorológicos, así que varios expertos no le prestaron más atención.


Pero hay que recordar que los sismos/temblores no se pueden predecir


Ahora, aunque se tiene la creencia de que septiembre es el “mes de los temblores”, hay que dejar en claro que nada, absolutamente NADA, puede predecir los sismos y no hay una temporada donde se presenten con más o con menos frecuencia. No lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. Para ser más específicos, el SSN.

En la página de preguntas frecuentes en la dependencia perteneciente al Instituto de Geofísica de la UNAM, los científicos aclaran que hasta la fecha no hay tecnología que pueda predecir los temblores en nuestro país. Es más, ni en países desarrollados como Estados Unidos y Japón han podido crear algo que ayude a predecir sismos.

“Dado que vivimos en un país con gran actividad sísmica la única certeza que tenemos es que tiembla constantemente y que debemos estar preparados. Ante cualquier evento sísmico lo único que nos puede ayudar es la prevención”, indica el SSN al responder la pregunta de si se puede saber cómo y cuando va a temblar en México.

Aclarado este punto, ahora sí pasemos al “cielo aborregado”. Su nombre científico es ‘Altocumulus floccus’ y más que predecir sismos, este tipo de nubes sólo confirman la inestabilidad atmosférica en el cielo y la llegada de un frente frío, pues se forman por la unión de cristales helados (frío) y gotas líquidas (cálido).


El “cielo aborregado” indica que hará frío en las próximas horas


En palabras más coloquiales el “cielo aborregado” sólo predice que la temperatura descenderá de manera drástica. En este caso el fenómeno probablemente fue provocado por el avance de la Onda Tropical número 32, así como un canal de baja presión que se sitúa en la Sierra Madre Occidental, los cuales traerán fuertes lluvias (con granizo incluido) en 22 estados del país.

Así que no, el “cielo aborregado” no predice los sismos/terremotos/temblores. Y sabemos que la explicación es bastante obvia para muchos, pero sorprendentemente aún hay personas que creen en este tipo de cosas (sino nomás vean las respuestas a los tuits en esta nota), por lo que no está de más el aclarar los rumores que sólo provocan pánico innecesario.

Con información de Sopitas.com

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!