COLUMNAS

¿Qué sigue para el Frente?

Los presidenciales frentistas cabildean las características del método de selección de candidatos.

IvonneMelgar/Excelsior

Cuando faltan dos meses para el registro de coaliciones entre dos o más partidos, la suerte del Frente Ciudadano por México se ha convertido en la principal preocupación y ocupación del PRI. Así lo demuestra la iniciativa de este jueves de crear en la Cámara de Diputados una comisión para investigar el presunto enriquecimiento ilícito del dirigente del PAN, Ricardo Anaya, aspirante aún no confeso a la candidatura presidencial frentista.

De ese modo, el PRI busca profundizar la crisis que desató en el PAN la renuncia de Margarita Zavalapara registrarse como abanderada independiente.

Porque el pronóstico de priistas y panistas ligados al expresidente Felipe Calderón es que los problemas de Anaya en el partido descarrilarán sus expectativas y el empuje del Frente.

Son augurios que encuentran eco en la mayoría de los líderes de opinión que miran con escepticismo el bloque conformado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano (MC).

La baja expectativa se alimenta de un discurso que el presidente del PRI, Enrique Ochoa, resume de manera sencilla: “Ese Frente que no tiene ni pies ni cabeza”.

En sentido contrario, los frentistas desbordan un optimismo difícil de documentar y que comparten las dirigencias de Anaya, de Alejandra Barrales y del coordinador de MC, Dante Delgado.

Hay que subrayar que en las tres fuerzas políticas se reconoce que hasta ahora se ha dado una conducción cupular y hermética del Frente.

La ganancia de esta fase, justifican los hombres y mujeres cercanos a las dirigencias, es que se cuenta ya con una dirección compacta entre AnayaBarrales y Dante, quienes habrían cerrado filas para defender al panista.

Según esos testimonios, la química política entre el llamado triunviratotroikatrío maravillatriada y santa trinidad, entre otros motes, permitirá sortear obstáculos y emprender la fase de ciudadanización.

Y es que a la amenaza de investigar a Anaya en San Lázaro, se agrega la presión del Tribunal Electoral sobre el PRD para que renueve su presidencia, lo cual sucederá el próximo 3 de diciembre.

Paralelamente, los presidenciales frentistas cabildean las características del método de selección de candidatos. Es el caso del panista Luis Ernesto Derbez, quien armó con los perredistas Beatriz Mojica y Fernando Belaunzarán un grupo que empujará que los debates sean definitorios en ese proceso.

Otros actores como Xóchitl Gálvez, delegada de Miguel Hidalgo, ya fue convocada por la dirigencia para que se prepare como prospecto al gobierno capitalino, cargo por el que podrían participar Barrales y el morenista en suspenso Ricardo Monreal, delegado de la Cuauhtémoc.

Esta semana, Anaya dialogó con Luis Castro Obregón, dirigente de Nueva Alianza, para confirmarle su invitación al Frente e informarle que pronto responderán a su planteamiento.

Esa respuesta deberá incluir la definición del método para elegir candidatos, mismo que para el líder del PANAL tendría que darse con una elección abierta y en la que, asegura, existen formas de evitar la injerencia priista.

De acuerdo con el calendario de AnayaBarrales y Dante, ese punto tendrá que desahogarse la próxima semana con un mecanismo que incluiría debates, calificaciones de las dirigencias estatales y algún tipo de votación interna.

Antes, sin embargo, la perredista deberá convencer a la corriente de ADN, del mexiquense Héctor Bautista, de desistirse del amago de que dejarían el Frente si el presidenciable es del PAN.

Paradójicamente, en esa tarea de convencimiento, Barrales tiene el apoyo del jefe del gobierno capitalino, Miguel Mancera, un frentista convencido.

Por su parte, Anaya está obligado a establecer un acuerdo con el presidenciable Rafael Moreno Valle, así como con los gobernadores, a quienes esta semana ofreció que llevarán mano en la designación de plurinominales.

Mientras el complicado reparto del pastel electoral acentúa las dudas de los escépticos, el próximo jueves 19 inicia en la CDMX la fase de los foros del Frente con intelectuales y representantes de organizaciones sociales. Después se realizarán en Guadalajara, Monterrey, Tijuana y Mérida.

En ese marco, los convocantes confían en contar con interlocutores como Emilio Álvarez Icaza, de la organización Ahora, y dar paso a la integración de un consejo ciudadano que termine con la imagen del triunvirato que pacta a puerta cerrada.

Esos son los planes de los frentistas, quienes aseguran que la narrativa oficial en contra de Anayalos ha cohesionado.

“Hay que resistir en octubre, sumar ya y abrir el Frente para que sea una realidad en diciembre”, resumió una destacada política del PAN.

En el PRD, un asesor de la dirigencia confió en que antes de que Marcelo Ebrard entré en acción a favor de Andrés Manuel López Obrador, los frentistas tendrán proyecto y rumbo.

“Nos hemos unido más. Y el PRI nos ha hecho el trabajo. Anaya les va a estar agradecidos toda su vida”, celebró un legislador de MC.

¿Morirá el Frente este octubre? ¿O quedará listo para el frío decembrino?

Las respuestas son polarizadas. Pero, en cualquier sentido, convierten a ese bloque opositor en el protagonista de un otoño preelectoral tenso y, sin duda, definitorio.

Deja un comentario

Compruebe también
Close
Back to top button
error: Content is protected !!