COLUMNAS

2018, PROCLIVE A LA VIOLENCIA

Mario CASTELLANOS ALCAZAR            REMOLINO POLITICO
                                                                  Diciembre 27 2017
                
     El año 2018, Oaxaca, será de gran intensidad política electoral, que, sí el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, no conduce el proceso con inteligencia para garantizar la estabilidad social de los oaxaqueños, sin duda que se perfila un clima de inseguridad y violencia. Debe actuar con imparcialidad y no tomar partido en la elección de senadores, diputados y presidentes municipales.
        Se prevé un clima de incertidumbre y violencia electoral por la disputa de las candidaturas, a la vez porque se  vislumbra una elección de Estado para garantizar el triunfo de los abanderados del Partido Revolucionario Institucional, PRI, que ya se está preparando ante la nula posibilidad de que el  partido hegemónico, PRI- Gobierno gane la Presidencia de México, las senadurías, diputaciones y presidencias municipales en la entidad oaxaqueña, que se ha visto asolada por la pobreza y la marginación, no solo a nivel estatal, sino nacional.
          En Oaxaca existe un clima raro de escepticismo porque el PRI, que va en alianza con el Verde Ecologista y Nueva Alianza, PANAL y asimismo “México al Frente” integrado por el PRD, PAN y MC, no garantizan una opción electoral y por consiguiente mantienen a los electores en una encrucijada. No han dado resultados en la oportunidad que han tenido para gobernar a los oaxaqueños. EL PRI ha mantenido los mismos vicios y la corrupción del sistema neoliberal que ha prohijado pobreza, fraudes, corrupción, violencia e inseguridad, es decir es más de lo mismo.
      La entidad, económicamente, está paralizada, no hay inversiones, es la misma corrupción, no ha cambiado en nada. La situación empeoró. Oaxaca quedó hundido, en la bancarrota y con un fraude descomunal de 30 mil millones de pesos, presuntamente, y no hay señales de que el sistema de procuración de justicia encarcele al pez gordo y quien pudiera ser  el autor intelectual, Cué Monteagudo, quien anda gozando de cabal impunidad.
       En Oaxaca, las acciones del gobierno estatal y federal,  lejos de resolver los problemas de pobreza y marginación de los oaxaqueños han causado una catastrófica crisis social, política y económica, como resultado de las reformas estructurales, que en lugar de garantizar mejores condiciones de vida para los oaxaqueños, ahora viven en peores circunstancias, ante la falta de fuentes de empleo y salarios dignos, lo que obliga a hombres y mujeres a emigrar a otras entidades del norte de la República Mexicana y a los Estados Unidos de América.
          Ante dicha situación social, política y económica, el proceso electoral se torna con grandes complicaciones, desde los partidos políticos y los aspirantes a los cargos de elección popular que han sido rebasados por la sociedad oaxaqueña, porque se han servido del poder para saciar sus intereses partidistas y personales. Esto está provocando un fenómeno político que le pavimenta el camino del triunfo a los abanderados del Partido Regeneración Nacional, Morena, que va con Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de México, quien  según en las encuestas tiene las preferencias y si hoy fueran las elecciones ganaría 2 votos a uno sobre el PRI y dejaría al Frente integrado por el PAN, PRD y MC en tercer lugar.
        Ante tal desventaja del PRI, desde el Presidente Enrique Peña Nieto, los gobernadores y la maquinaria alquimista de este partido están muy preocupados porque el candidato a la Presidencia de México, José Antonio Meade Kuribreña, no representa ninguna diferencia y pese a ser externo o ciudadano está muy ligado al mismo PRI y al Gobierno Federal, que le hace tanto mal porque representa más de la misma corrupción. Se la pasa alabando a la figura presidencial.
        REMOLINEANDO
          Sofía Castro Ríos, quien renunció a la Secretaría de Asuntos Indígenas, dio “palos de ciego”. Fue renunciada por causarle problemas al gobierno de Murar Hinojosa, argumentado que va a contender por la senaduría por Oaxaca , postulada por el PRI, sin tener ninguna posibilidad porque tiene al frente a la Doctora María de las Nievas García Fernández y a Mariana Tiburcio Benítez. Se quedó como el perro de las dos tortas”, sin nada. Sofía es diputada local con licencia, pero la bajaron del caballo por su desmedida ambición, pues ni bien termina un cargo electoral y ya quiere otro, por eso pierde el PRI.      carloscastellanos52@hotmail.com 

Deja un comentario

Compruebe también
Close
Back to top button
error: Content is protected !!