COLUMNAS

CRASO ERROR DE MURAT

                         REMOLINO POLÍTICO

                                                                       Enero 31   2018

Mario CASTELLANOS ALCAZAR

Fue un error histórico del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, haber nombrado a Juan Díaz Pimentel como Secretario de los Servicios de Salud de Oaxaca, pues ello le está causando  serios problemas políticos y sociales que le repercutirá en el proceso electoral del presente año que es para elegir al Presidente de México, senadores, diputados y presidentes municipales.

El problema de los trabajadores de salud es mayúsculo, cuyo efecto, es una revuelta política electoral. La pregunta es directa, ¿porque el gobernante oaxaqueño toma esta decisión en pleno proceso electoral, que en lugar de sumarle credibilidad le está saliendo contraproducente? Esto es repercutorio y menos votos para el PRI porque se trata de la Sección 35 de los Trabajadores de la Secretaría de Salud en Oaxaca, proclive a la militancia de los partidos de la izquierda, principalmente al Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, en donde ya está.

No hay duda que el precandidato de MORENA a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador ya tiene relación política electoral con los trabajadores de la salud de Oaxaca. Ya lo hizo patente a través de su representante en la entidad, Salomón Jara Cruz, quien ya salió a la palestra a solidarizarse con dicho gremio y por supuesto pidió la destitución inmediata del Secretario de los Servicios de Salud en Oaxaca, Juan Díaz Pimentel.

Los trabajadores de la Salud en Oaxaca tienen todo el apoyo de López Obrador, al igual que lo tienen los maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, SNTE, a quienes les garantiza seguridad y defensa para que no sean violados sus derechos laborales y les brinda pleno respeto a sus derechos laborales. En el caso de los 4 mil médicos, enfermeras y administrativos que serán despedidos arrebatadamente  por el Secretario de Salud, Juan Díaz Pimentel, MORENA, ya lo tiene agendado para llevarlo a la denuncia pública, ¿acaso esto no perjudica al gobierno estatal en la víspera del proceso electoral?. Claro, que si le perjudica porque en lugar de sumar votos al PRI, le está restando y dividiendo, lo que significa un craso error histórico en estos momentos cruciales en que el PRI está en peligro de perder  la Presidencia de México y en el caso de Oaxaca, perderá las senadurías y la mayoría de las diputaciones locales, federales y las presidencias municipales.

Desde ayer y toda la semana, la ciudad y las regiones de la entidad oaxaqueña estarán paralizadas con una ola de manifestaciones, protestas, tomas de carreteras, edificios públicos por parte de los trabajadores de la salud y del magisterio oaxaqueño, que ya anunció un paro de labores de 24 horas para el miércoles próximo con la afectación de un millón 300 mil educandos en detrimento de la salud  y la educación de los oaxaqueños, mientras el gobernador Murat Hinojosa sigue protegiendo al Secretario de Salud, Juan Díaz Pimentel, para sostenerlo en funciones, lo que resulta una aberración inconfesable, que no se en realidad que es lo que pretende el mandatario local al adoptar dichas posturas que le están causando grave daño a su imagen y por supuesto va en detrimento su popularidad.

El problema de la educación, también va en decaída en la entidad oaxaqueña.  Los maestros ya no tienen otra alternativa que la de adherirse a López Obrador, eso que ni que, si ya está muy bien visto. Darán sin duda el voto de castigo al PRI- Gobierno. Incluso Obrador ya se apalabró con los mentores de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación, SNTE, y tiene anunciado un congreso que posiblemente será en el periodo de la campaña electoral en San Pablo Guelatao, en donde se sentarán las bases de una nueva Reforma Educativa para suplir a la del Presidente Enrique Peña Nieto, de corte neoliberal, que tiende a privatizar la educación en México, además de ser una reforma punitiva que le afecta a los maestros en sus derechos laborales.

Pobre gobierno, en Oaxaca , se está quedado sin la fuerza de los dos sindicatos más fuertes, por su número de agremiados, que si le afecta en los procesos electorales: la Sección 22 del SNTE y la Sección 35 de Salud, en los que no tiene ninguna injerencia debido a  que las demandas de dichos gremios no han sido resueltas satisfactoriamente y en consecuencia se violan sus derechos laborales, aunque estos han caído en el chantaje político y en un círculo vicioso del que no vamos a salir, debido a que se han convertido en los disidentes del sistemas político mexicano. Ya nadie los para y con toda impunidad hacen y deshacen en contra de la educación y la salud de los oaxaqueños.       carloscastellanos52@hotmail.com

 

 

 

Deja un comentario

Compruebe también
Close
Back to top button
error: Content is protected !!