COLUMNAS

PIMENTEL, EN LA PICOTA

         REMOLINO POLÍTICO

                                                                Enero 23  2018

Mario CASTELLANOS ALCAZAR

Sin duda, que el Secretario de los Servicios de Salud en Oaxaca, SSO, Juan Díaz Pimentel, cedió, ante el músculo y la presión de la Sección 35 del Sindicato de los Trabajadores de Salud, pero también, los manifestantes aceptaron las propuestas oficiales y se les pagará las quincenas de enero y la segunda parte del aguinaldo, así, se dio marcha atrás al cese fulminante de 3 mil 200 trabajadores de contrato, entre estos a mil aviadores, hasta profundizar las investigaciones. De ser despedidos será de acuerdo a la ley laboral y a los derechos creados.

Algo tuvo que haber sucedido para acallar a los sindicalizados que ya lo tenían en la picota y por supuesto pudieron haberlo desconocido con la mano en la cintura, pero le dieron otra oportunidad. Tan solo con no permitirle encabezar las negociaciones hubiera sido suficiente para arrojarlo al vertedero y ahogarlo en su delirio. Fue un duro golpe, más que para  Díaz Pimentel, para el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien creyó en su mecenas y supuestamente estratega, impuesto por el ex gobernador José Murat Casab, quien cogobierna a control remoto.

En realidad, Díaz Pimentel, aplacó la furia y el chantaje político del Secretario General de la Sección 35 del Sindicato de Salud en el Estado, Mario Félix Pacheco, pero los sindicalizados se preguntan, ¿de a como fue el cañonazo?, para dejarlo respirar y permitirle continuar en el puesto, bajo la condición de que jamás volverá a atentar contra los absurdos intereses de los trabajadores de la salud.

Los trabajadores de la salud que integran la Sección Sindical 35 estaban sumamente iracundos, luego de la advertencia de Díaz Pimentel, que aplicaría mano dura contra las anomalías que encontró a su llegada a la institución con un pasivo de seis mil millones de pesos y un déficit anual de mil 700 millones por el pago de ocho mil trabajadores sobrantes entre los de contrato y mil aviadores, a la vez mencionó que encontró 18 mil empleados y que solo se requieren en el servicio a diez mil.

Esto dio lugar a que los trabajadores de un sindicato radical de la corte de la Sección 22 de los Trabajadores de la Educación, SNTE, inmediatamente se lanzaron a un paro loco sin el consentimiento de su dirigente Mario Félix Pacheco, quien desde hace algún tiempo fue rebasado por la gremial, pero no le quedó otra que sumarse al sentir de los sindicalizados que hicieron el intento de desconocerlo.

Efectivamente, los rezagos, la corrupción y los grandes fraudes existen en los Servicios de Salud en Oaxaca, SSO. Hay trabajadores de contrato irregulares, producto de la corrupción y asimismo los aviadores, que por voz del Secretario de Organización de la misma Sección 35, Carlos Alberto Pérez, estos están encajados como comisionados en la LXIII Legislatura del Estado, como asesores, secretarias, intendentes y otros que cobran sin trabajar-

Sin duda, que dicha corrupción no es solo de la SSO, sino de la Sección 35 de los Trabajadores de la Secretaría de Salud, en donde están confabulados el dirigente actual y los anteriores, por citar a Jenoé Ruiz López, quien fungió en dos periodos tras su reelección y a Mario Félix Pacheco, en funciones, también reelecto, por tanto deben incluirse en las investigaciones para deslindar responsabilidades, pues lo sustraído no es poco, ni es para menos, sí por el colosal  fraude a dicha institución están encarcelados el Ex Secretario de Salud, Germán Espinosa Vasconcelos, por fraude de dos mil millones de pesos y los ex Secretarios de Finanzas, Enrique Arnaud Viñas y Gerardo Cajiga, por presunto fraude de 100 millones de pesos destinados a los servicios de salud sin comprobación alguna..

De dichos fraudes tienen conocimiento los dirigentes sindicales en mención, que por supuesto, nunca los denunciaron por convenir a sus intereses y sucios manejos, en los que presuntamente están implicados, pero si no es así, que lo demuestren a través de una auditoria que ellos mismos deben solicitar con carácter de urgente para demostrar su inocencia y en consecuencia vuelvan a tener la confiabilidad de sus agremiados, que hasta hoy han cuestionado con índice de fuego a sus representantes sindicales , por lo cual han sido rebasados y vilipendiados, también porque está en tela de duda el desfalco de las cuotas sindicales, pero por otra parte dicho gremio es satanizado por la sociedad oaxaqueña, debido a que los 12 mil médicos, paramédicos y administrativos con frecuencia se van a los paros locos, afectando la salud de los oaxaqueños que se quedan sin atención médica. Han caído en la irresponsabilidad y en el atentado al derecho a la salud de los oaxaqueños.

[email protected]

 

 

Deja un comentario

Back to top button
error: Content is protected !!